lunes, 18 de abril de 2011

El comienzo de algo nuevo.

Y que seas feliz allí donde quiera que estés, y que un día te acuerdes de mi y decidas llamarme. Y que nunca se te olviden todos los besos bajo la lluvia, todas las risas, todas las lágrimas. Y que siempre te acuerdes de mi. Que te acuerdes de como olía mi pelo, de como sonaba mi voz. De como se movían mis manos y de como te miraban mis ojos. De aquella tarde gris de abril, de la música que sonaba y de lo que me dijiste en ese mismo instante: eres lo más increíble que me ha pasado nunca, te quiero y siempre va a ser así. Porque yo también recordaré como te gustaba mentir y hacer daño a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.