viernes, 10 de junio de 2011

Hacerle cosquillas a la felicidad.

Esta estúpida vida, que tantas vueltas da. Vemos pasar los recuerdos una y otra vez. Pensamos quien nos quiere y quien no. En como hemos llegado a este punto y en todo lo que hemos perdido por el camino. En el dolor y en todo eso que creemos que podría haber salido mejor. Porque yo también me hice la típica pregunta de: ¿Qué habría pasado si...? Y es que no puedo evitar necesitarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.