miércoles, 31 de agosto de 2011

No me pidas cosas normales. Pídeme la luna joder. Por ti la arrancaría. Ya lo sabes.

-¿Dónde vas? No hemos venido por ahí.
+Ya sé que no es el camino correcto, pero es un camino.
-¿Estás loca?¿Quieres que nos perdamos?
+Me suena muy bien eso de perderme contigo.

Él y no hay más.

;)

Es sencillo, cuando quieres a alguien y quieres su bien, haces todo lo posible para conseguirlo. Porque es muy fácil decir te quiero, pero demasiado difícil demostrarlo.
+No te convengo.
-No seas ridículo, eres lo mejor que me ha pasado en la vida.
Entonces, vienes por detrás y me susurras al oído un simple ''te quiero'' y yo ya he ganado.

La mentira más común: estoy bien.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Ah, que quién soy yo.

Yo solo soy otra más con el pelo oscuro y los ojos oscuros. Como otras tantas. Soy otra que sabe demasiado. Soy de esas que se enamoran como un niño de un juguete. Rápido y fácil, y acabo llorando si me lo quitan. A mi también me gusta salir, como a todas las demás. Yo también soy romántica, como cualquier otra. Tampoco soy muy guapa, como las demás. Podemos decir que soy normal. Así, a simple vista lo parece. Pero en lo que me diferencio de las demás es que yo soy la única que se va a tirar horas delante del espejo para que te fijes en ella, la única que te piensa antes de acostarse y te recuerda cuando se despierta. La única que te quiere, que te quiere con locura; la única que, se podría decir, que te ama. Que te ama con todo su ser.

¿Quién si no? Solo yo. En las buenas y en las malas


Siempre me matan las despedidas, y tan solo soy un espectador.

-Está bien, hablemos.
+Nos vamos.
-¿Porqué ahora?Otro otoño...
+Ha llegado el momento. De todos modos, ¿cuánto tiempo podemos quedarnos aquí?
Su respuesta me confundió. Le miré en un intento de comprender que quería decir.
Me devolvió la mirada fríamente.
-Cuando dices nosotros...
+Me refiero a mi y a mi familia.
Cada palabra sonó clara y separada.
Sacudí la cabeza de un lado a otro mecánicamente, intentando aclararme. Esperó sin mostrar ningún signo de impaciencia. Me llevo unos minutos volver a estar en condiciones de hablar.
-Vale, voy contigo.
+No puedes. El lugar a donde vamos no es apropiado para ti.
-El sitio apropiado para mi es aquel en en el que tú estés.
+No te convengo.
-No seas ridículo, eres lo mejor que me ha pasado en la vida.
+Mi mundo no es para ti.
-Tú eres mi mundo.
+No quiero que me acompañes.
-Tú no me quieres.
+No.
-Bien, eso cambia las cosas.
+En cierto modo, te he querido, por supuesto, pero he permitido que esto llegue demasiado lejos y lo lamento mucho.
-No. No lo hagas.
+Adiós.
-¡Espera!
+Cuídate mucho.

domingo, 14 de agosto de 2011

Tienes un no se qué y un que sé yo que yo que sé que me encanta.

Perfecta de la cabeza a los pies. Es increíble. No tengo palabras. Espero que no me falte nunca. No podría vivir sin sus te quieros, sus tonterías. Que no puedo ver mi vida más allá de su sonrisa. Que si ella se tira, yo la cojo de la mano y me tiro con ella. Que si salta, yo salto detrás. Que si me falta la firmeza de sus manos agarrándo las mías sé que me derrumbaré. Siempre que me caigo, ella me levanta. Me pone la piel de gallina. Y si no fuera por ella, quizás no sería como soy.
Mi pequeña, mi niña, Sara.













Bienvenida a la era de la pérdida de la inocencia, nadie desayuna con diamantes y nadie vive romances inolvidables.

L.N.

En realidad, yo no necesitaba mirar para saberlo. Era una voz que habría reconocido en cualquier lugar, y a la que también hubiera respondido, ya estuviera despierta o dormida, o incluso muerta, estoy casi segura. La voz por la que habría caminado sobre el fuego o, con menos dramatismo, por la que chapotearía todos los días de mi vida entre el frío y la lluvia incesante.
Él.

sábado, 13 de agosto de 2011

FELICIDAD DECÍAN


Una vez me hablaron de un sentimiento. No quiero acordarme de por qué, sé quien, y quiero darle las gracias. Me hablo de sentirse bien. De pensar, ¿cómo puede salir mal? ¿Qué es lo peor que puede pasar? Y responderte a ti mismo: NADA. Que yo soy F-E-L-I-Z y eso no me lo quita nadie. Ni tú con tus tonterías, ni yo con las mías. Ya no me haces falta. ¿No decías que me querías fuera de tu vida? Pues antes te he sacado yo de la mía. Y ya no hay nada que pueda pararme. Como tú no hay dos, y me alegro.

Sabes bien que nunca me gustó mentir. Siempre que lo hice fue por verte sonreír.

Mi única ambición ♥

Siempre me ha costado mucho espresar mis sentimientos,es algo a lo que no termino de acostumbrarme, nosé, supongo que cuanto más te abres a alguien, mas posibilidades tienes de que te hagan daño,pero por tí estoy dispuesto a intentarlo.


De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.