sábado, 13 de agosto de 2011

FELICIDAD DECÍAN


Una vez me hablaron de un sentimiento. No quiero acordarme de por qué, sé quien, y quiero darle las gracias. Me hablo de sentirse bien. De pensar, ¿cómo puede salir mal? ¿Qué es lo peor que puede pasar? Y responderte a ti mismo: NADA. Que yo soy F-E-L-I-Z y eso no me lo quita nadie. Ni tú con tus tonterías, ni yo con las mías. Ya no me haces falta. ¿No decías que me querías fuera de tu vida? Pues antes te he sacado yo de la mía. Y ya no hay nada que pueda pararme. Como tú no hay dos, y me alegro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.