jueves, 8 de septiembre de 2011

Contigo las guerras perdidas parecían ganadas.

Contigo un adiós se convertía en un simple hasta pronto. Contigo una estúpida mirada era un te quiero. Contigo, contigo, contigo. Y ahora que no estás, la vida me ha quedado grande. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario



De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.