lunes, 26 de septiembre de 2011

Y al final, dos heridos graves.

-Sé que te gusta tenerme enganchado, boqueando como un pez.
+Así es.
-Pues yo ya no quiero jugar a este juego de mierda. Porque a una persona que se quiere, no le trata mal. Por eso yo nunca he querido hacerte daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.