viernes, 17 de agosto de 2012

Creo que tengo una obsesión.

Creo que tengo una obsesión. Me despierto todas las noches pensando en ella, en entrar en su habitación, en raptarla, y en partirle la cara a todo el que se ponga por delante. Ella es la razón por la que me despierto todos los días. Y también la razón por la que no me quiero levantar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



De las distintas formas de besar que existen yo me quedo con la suya.